Costillas con salsa barbacoa a mi estilo

Costillas con salsa barbacoa a mi estilo

Share
Costillas con salsa barbacoa a mi estilo

Costillas con salsa barbacoa a mi estilo

Las costillas con salsa barbacoa a mi estilo son una buena opción para comer un día de fin de semana.

La preparación, como casi todas las recetas que comparto con vosotros, es sencillísima.

La única “complicación” es que quizá no tengáis en casa todos los ingredientes de la salsa.

Mi consejo: si os falta alguno, no os llevéis un berrinche. O no lo utilizáis o lo intentáis sustituir por otro que os suene adecuado.

A base de pruebas podréis conseguir vuestra propia salsa. Nunca se sabe…

Vamos a ello.

Ingredientes para la salsa barbacoa a mi estilo

1 vaso de ketchup

1 vaso de vinagre

1/2 vaso de azúcar moreno

1/2 vaso de miel

1 cucharada sopera de sal ahumada (puedes usar la que venden en Mercadona para ahumar el salmón)

1 cucharada sopera de ajo en polvo (no es habitual tenerlo en casa, pero te lo aconsejo para esta receta)

1 cucharada sopera de tabasco (o media si no os gusta mucho el picante)

1 cucharadita de pimienta negra molida

1 cucharada sopera de salsa Jack Daniels

1 cucharada sopera de mostaza de Dijon

1 cucharadita de sal

Otros ingredientes

Calculad unas 6 costillas por persona.Para 4 personas de buen comer harán falta un par de costillares  (en función de los comensales que vayáis a ser, os puede aconsejar el carnicero).

Preparación de la salsa barbacoa a mi estilo

Poner todos los ingredientes en un cazo y cocinar a fuego medio unos 15 minutos.

Preparación de las costillas

Hay dos maneras:

En la versión rápida, se pinta el costillar por los dos lados y se hornea a 160ªC  durante unos 45 min. Después, se sube la temperatura a 180-190ºC y se hornea unos 15 minutos más. No olvidéis untar los costillares con la salsa cada 15-20 minutos.

En la versión más elaborada, untar el costillar con toda la salsa y dejar macerar toda la noche. Hornear a 150-160ªC durante unas 2 horas y media tapado con papel de aluminio. Pasado ese tiempo, retirar el papel de aluminio, subir la temperatura a 200ºC y hornear otros 15 minutos.

Y ahora, a chuparse los dedos (literalmente).