Brochetas de pollo a la provenzal

Brochetas de pollo a la provenzal

Share
Brochetas de pollo a la provenzal

Brochetas de pollo a la provenzal

De la colección primavera-verano de mi recetario secreto os traigo hoy las brochetas de pollo a la provenzal.

La versatilidad que nos ofrecen las brochetas de este estilo es que lo mismo nos resuelven una cena, que nos sirven de plato principal acompañadas de una buena ensalada o puede formar parte del menú de un estupendo día de barbacoa.

Son muy ligeras pero, si queremos reducir aún más el aporte calórico (por aquello de la operación biquini), bastará con reducir la cantidad de miel y de aceite, aunque siendo realistas, una cucharada de cada para 4 pechugas de pollo, no es el fin del mundo, ¿a que no?

Ingredientes

4 pechugas de pollo deshuesadas y sin piel

Verduras para ensartar en las brochetas (tomatitos cherry, rodajas de puerro, tiras de pimientos de colores…) – opcional

Para el marinado

2 cucharadas de hierbas provenzales (las venden en frasquitos de especias pero si queréis hacerlo vosotros mezclad albahaca, orégano, romero, tomillo, ajedrea y mejorana)

2 dientes de ajo picaditos

3 cucharadas de zumo de limón

2 cucharaditas de mostaza inglesa o de Dijon (si las prefieres más alegres…)

1 cucharada de miel

2 cucharaditas de pimienta negra

1 cucharada de aceite de oliva

sal

Preparación

Aplastar ligeramente las pechugas con un rodillo o un mazo para carne.

Cortar el pollo en tiras gruesas y colocarlo en un cuenco con todos los ingredientes del marinado. Repartir bien la salsa, tapar y dejar reposar durante una media hora.

Ensartar las tiras en palitos de brochetas haciendo “S”, alternando la carne con las verduras.

Cocinarlas a la plancha 4-5 minutos por cada lado. También se pueden meter a horno fuerte (unos 200 ºC).

Al servir, se puede acompañar de una ensalada verde.

12 thoughts on “Brochetas de pollo a la provenzal

    • Te prometo que las brochetas son superligeras.
      Y el disfrutar lo tienes garantizado… ¡de verdad de la buena!

  1. ¡Viva! Ya tengo receta sencilla para hacer en momentos de “inspiración culinaria”.

    Veo la receta sencillita, creo que me atreveré. ¡Si consigo hacerlo, hago una foto! 😀

  2. Estupenda receta, no creo que un poco de miel sea un exceso, porque hace que el plato en sí mismo sea equilibrado, pero se puede sustituir por jarabe de ágave que es menos glucémico, si alquien quiere rebajarlo un poco. Este fin de semana ya tengo menú, ¡Mil gracias!

    • María,
      Muchas gracias por tu sugerencia de cambiar la miel por jarabe de ágave aunque comparto contigo la opinión de que una cucharada de miel no es un exceso.
      ¡Espero que te guste cuando lo prepares!

  3. ¡Me quedo con la opción de las cebolletas y los pimientos del Padrón! Mmmm, se me hace la boca agua…

  4. ¿Qué verduras son las más recomendables para estas brochetas? ¿Alguna sugerencia diferente a los champiñones y los tomates? Me parece una receta sencilla y divertida, voy a probarla!

    • La verdad es que depende de tus gustos.
      Estas brochetas se prestan a infinidad de variantes pero si no te gustan las verduras demasiado “al dente” no utilices, por ejemplo, zanahorias ya que requieren bastante cocción para que queden blanditas (una solución es que las cuezas ligeramente antes de ensartarlas en la brocheta).
      Sugerencias: cebolletas tiernas, tiras de pimiento o pimientitos de Padrón (o de Guernica, si no te gustan picantes), rodajas finas de puerro, espárragos trigueros, setas de temporada…
      ¡Déjate llevar por tu inspiración! Y por lo que tengas en el frigorífico… 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *