fabada asturiana

Fabada asturiana (con truco)

Share
fabada asturiana
fabada asturiana

Hoy os traigo una receta clásica pero, como no podía ser de otra manera, incorporo un truco.

Os cuento. La receta en cuestión es una riquísima Fabada Asturiana.

Lleva todos los ingredientes que marcan los cánones (¡faltaría más!): su morcillita y su choricito asturianos, su orejita de cerdo, su huesito de jamón…

Hasta aquí, todo muy ortodoxo.

fabada asturiana
fabada asturiana

La diferencia está en que la cocción no la hago durante sus buenas 2 horas al chupchup sino que utilizo una olla a presión (olla superrápida).

Lo sé. Ya sé lo que me vais a decir. Lo he oido muchas veces: ¡Estás loca! ¡Cómo se te ocurre semejante sacrilegio! ¡Eso ni es fabada ni es ná!

Pues así es. Lo vengo haciendo así, así seguiré, nunca cambiaré (homenaje a Alaska).

¿Y por qué? Sencillo. Todas y cada una de las personas que consideraban una atrocidad usar olla a presión han reconocido que el resultado es espectacular y, lo más interesante, ¡han empezado a usar mi receta de fabada!

Todo un halago y una garantía de que lo que os cuento funciona. De verdad.

Os animo a intentarlo. Si no, siempre queda la opción de seguir la receta pero cocinarla con el método tradicional.

fabada asturiana
fabada asturiana

Ingredientes para 4 personas

  • 500 gr. de fabes (alubias blancas)
  • 2 morcillas asturianas
  • 2 chorizos asturianos
  • 1 hueso de jamón
  • 100-150 gr. tocino entreverado
  • oreja, pata o rabo de cerdo (mejor un poco de todo)
  • 1 cebolla grande
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharada de pimentón de la Vera
  • aceite de oliva
  • sal
  • unas hebras de azafrán
fabada asturiana
fabada asturiana

Preparación

La víspera ponemos las fabes a remojo: las cubrimos generosamente de agua fría en un cuenco amplio y las dejamos tranquilitas toda la noche.

Al día siguiente, las escurrimos y las ponemos en la olla. Las cubrimos de agua y las ponemos a hervir.

Cuando rompa el hervor, las dejamos un par de minutos hasta que comience a salir espuma blanca. Entonces las escurrimos para deshacernos del agua.

Las volvemos a poner en la olla con agua limpia fría que las cubra 2-3 dedos por encima del nivel de las fabes.

Añadimos el resto de ingredientes, salvo el azafrán y la sal: el chorizo, la morcilla, el cerdo en todas sus modalidades, cebolla, ajos, pimentón y aceite.

Encendemos el fuego. Tapamos la olla y dejamos cocer unos 25 minutos. El tiempo depende de la olla.

Pasado ese tiempo, abrimos la olla y probamos: las fabes tienen que estar cremositas pero enteras. Si necesitan un poco más de cocción, nada nos impide ponerlas un poco más de tiempo.

También rectificamos el punto de sal (si lo necesitan) y añadimos las hebras de azafrán.

Para terminar, con la olla destapada, las dejamos cocer a fuego lento durante 5-10 minutos.

Ya tenemos nuestra fabada lista para emplatar. Intentaremos que a cada comensal le toque un trozo de chorizo y de morcilla. El cerdo no se suele poner en el plato pero, por supuesto, ahí lo tenemos para quien lo quiera.

¡Que aproveche!

fabada asturiana
fabada asturiana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *