Pastela de crema y almendras

Pastela de crema y almendras

Share
Pastela de crema y almendras

Pastela de crema y almendras

Esta receta de pastela de crema y almendras va especialmente dedicada para los muuuyyyy golosos.

Es una adaptación de la clásica pastela dulce marroquí, bastante sencilla de hacer pero tenéis que dedicarle un rato porque tiene varias fases independientes que, al final, se conjugan para conseguir una alquimia perfecta.

También hay que tener en cuenta que no es un postre que podáis dejar preparado con mucha antelación porque la pasta brick se ablanda y pierde toda la gracia. Lo ideal el tener los componentes preparados y montarla en el momento.

Os animo a que la hagáis. ¡¡Os chuparéis los dedos!!

Ingredientes

Un paquete de obleas de pasta brick

1/2 litro de nata para montar (mantenerla bien fría hasta utilizarla)

50 gr. azúcar glass

2 buenos puñados de almendras picadas toscamente

Aceite vegetal (de girasol o de maíz)

Para la crema pastelera:

1/2 l. de leche

3 huevos

5 cucharadas de azúcar

2 cucharadas de maizena

1 corteza de limón o 1 cucharadita de vainilla (lo que prefiráis)

Preparación

Comenzamos preparando la crema pastelera.

Separamos las claras y las yemas.

En un cuenco mezclamos bien las 3 yemas, 2 cucharadas de azúcar, la maizena y 3 cucharadas de leche fría.

En un cazo se pone el resto de la leche con las 3 cucharadas de azúcar restantes y la cáscara de limón o la vainilla (lo que hayamos elegido).

Ponemos al fuego. Cuando esté caliente, pero antes de que hierva, ponemos 2 cucharadas en el cuenco con la mezcla de las yemas. Mezclamos y volcamos todo el contenido en el cazo.

Seguimos calentando sin dejar de remover con las varillas hasta que espese.

Atención: Hay que tener en cuenta que al enfriar se espesa más, así que no lo tenemos que espesar demasiado al fuego.

Reservamos (se puede hacer la víspera guardándola en el frigorífico).

Montar la nata y añadir el azúcar glas. Reservar en el frigorífico.

Freir las obleas de pasta brick en una sartén amplia, de manera que quepan enteras y sin doblarse. Ir dejándolas sobre papel de cocina para que absorba el exceso de aceite.

Ya tenemos todos los componentes. Para montar la tarta:

Sobre la fuente de servir, colocar una oblea de pasta.

Extender una capa de crema pastelera.

Poner otra oblea.

Extender una capa de nata montada y espolvorear con almendras picadas.

Poner otra oblea y repetir las capas hasta que las terminemos.

Finalizar la capa superior con nata montada y almendras picadas.

Servir y… ¡¡disfrutar!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *