Donuts

Donuts

Share
Donuts

Donuts

Gracias a Celia, que me la pidió la semana pasada, he recuperado de mi “cuaderno de alquimias” una de las recetas que más satisfacciones (y más trabajo) de han dado: la receta de Donuts.

Con esta me pasó igual que con la del Roscón de Reyes: la fui modificando, ajustando y retocando hasta que conseguí la RECETA con mayúsculas.

Este proceso no es nada raro cuando las preparaciones llevan fermentos porque en función de las proporciones y los tiempos de reposo el resultado puede ser bastante dispar: demasiado seco, demasiado húmedo, duro…

Como veréis a continuación, la receta no es especialmente complicada pero, como os decía, los tiempos de reposo alargan la preparación en el tiempo. Además, el amasado fortalece los músculos 😉

Para minimizar estos “efectos secundarios” os voy a proponer algunos truquillos.

De todos modos, aunque sea algo laborioso, no dejéis de preparar estos donuts.

Os van a encantar.

De verdad de la buena.

Donuts

Donuts

Ingredientes (salen unos 15)

Para la masa madre:

150 gr. harina de fuerza

150 gr. leche tibia

1 sobre de levadura de panadero

Para la masa:

350 gr. harina de fuerza

1 sobre de levadura de panadero

70 gr. leche tibia

1 cucharadita de sal

80 gr. azúcar

1 cucharadita de miel

1 pizca de canela en polvo

la ralladura de 1 naranja

1/2 cucharadita de extracto de vainilla

2 huevos

100 gr. mantequilla a temperatura ambiente

aceite vegetal para freír (recomiendo girasol)

Para el glaseado:

150 gr. mantequilla fundida

250 gr. azúcar glas

3 cucharadas de agua

1 cucharada de extracto de vainilla

Donuts

Donuts

Preparación

Comenzamos preparando la masa madre.

Para ello, basta con que mezclemos los ingredientes de la masa madre (harina, leche y levadura) en un cuenco suficientemente amplio para que pueda crecer. Lo tapamos con papel film (sin aplastar) y dejamos que duplique su tamaño en un lugar templado y sin corrientes de aire. Será cuestión de 45 minutos a 1 hora.

Primer truco: Yo suelo preparar la masa madre por la tarde-noche y la dejo dormir tapadita en el frigorífico. Al día siguiente la saco una media hora antes de usarla para que se ponga a temperatura ambiente.

El siguiente paso es preparar la masa de los donuts.

En un cuenco ponemos los 350 gr. de harina, el sobre de levadura, la sal, el azúcar, ralladura de naranja, canela, miel, extracto de vainilla, la leche y la masa madre que tenemos a punto.

Mezclamos los ingredientes.

Incorporamos los huevos y, por último, la mantequilla.

Amasamos muy bien hasta obtener una masa lisa.

Segundo truco: Si tenéis máquina de pan, podéis usar el programa de amasado. También se puede utilizar la batidora eléctrica con las varillas amasadoras (las que tienen forma de espiral).

Tapamos la masa y la dejamos reposar en un lugar templado y sin corrientes hasta que duplique su tamaño (una hora, aproximadamente).

Transcurrido ese tiempo, es el momento de formar los donuts:

Como la masa es algo pegajosa, enharinamos la superficie de trabajo.

Estiramos la masa con la ayuda de un rodillo hasta tener un grosor de medio centímetro, más o menos.

Para cortar los donuts necesitaremos dos aros: yo suelo utilizar el típico aro metálico para emplatar y, para los agujeros, un vaso de chupito.

Según los tengamos cortados, los vamos colocando en una bandeja con papel vegetal.

Los recortes que queden los amasaremos, estiraremos y cortaremos igual que hemos hecho antes.

Por cierto, yo utilizo los agujeros, pero si queréis tener sólo los aros, incorporad los agujeros a los recortes y re-amasad conjuntamente.

Tapamos los donuts con un paño y dejamos reposar otros 45-60 minutos.

Ya estamos listos para cocinarlos.

Tercer truco: Para mi gusto como mejor quedan es friéndolos pero si queréis reducir un poco la carga calórica podéis hornearlos a 180ºC durante unos 12-15 minutos. Quedan bien pero me parece que les falta algo de chispa…

Ponemos abundante aceite vegetal en una sartén.

Calentamos al fuego y, cuando esté caliente, vamos metiendo los donuts, dejando espacio entre ellos.

El truco para una buena fritura es que no se tienen que hacer demasiado rápido porque quedaría la masa cruda por dentro.

El tiempo adecuado es de unos 2 minutos por cada lado, aproximadamente, así que iremos jugando con el fuego (subiéndolo o bajándolo) según vayamos necesitando. Así conseguiremos unos donuts tan esponjosos como éstos:

 

Donuts

Donuts

Cuando estén doraditos del tono de la miel, los sacamos a una bandeja con papel absorbente.

Cuando tengamos todos fritos, y mientras se enfrían, podemos ir preparando el glaseado.

Es muy sencillo:

Basta con mezclar la mantequilla fundida, el azúcar glas, el agua y el extracto de vainilla en un cuenco.

Cuando los donuts estén fríos, los vamos sumergiendo en el glaseado, dejamos que escurran el exceso y los vamos colocando sobre papel vegetal hasta que se sequen.

Eso si no hay “moscones” alrededor porque, si los hay, ya nos podemos ir olvidando de este paso: cuando queramos darnos cuenta ¡no quedará ni un donut en la bandeja! 🙂 🙂 🙂 (en mi casa nunca he conseguido que se seque el glaseado: os lo prometo).

Donuts

Donuts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *