Bizcocho de esponja

Bizcocho de esponja

Share
Bizcocho de esponja

Bizcocho de esponja

Hace ya bastante tiempo que este bizcocho es un clásico en mi casa. Exactamente desde el mismo día en que mi amiga Rebeca me lo dió a probar y la estuve persiguiendo hasta que me pasó la receta (¡un besote, mi niña! 😉 ).

Y estaba yo pensando qué nombre poner a este bizcocho en el recetario cuando llegaron mis hijos y, al verlo recién hecho, dijeron: “¡¡Qué bien!! ¡¡Has hecho el bizcocho de esponja!!”

¡Bingo!

Es exactamente el nombre que transmite lo que es: un bizcocho extremadamente esponjoso, etéreo, vaporoso. Casi impalpable.

Ese momentazo de sacarlo del horno, con ese aroma… Dejar que se temple es una tortura pero la espera tiene su recompensa. Cuando os metáis un pedazo en la boca váis a levitar. Parece mentira decir esto de un bizcocho pero es tan ligero que se deshace en la boca.

Bizcocho de esponja

Bizcocho de esponja

No es fácil de explicar. Tenéis que prepararlo.

Si todavía no estáis convencidos, cosa que dudo 🙂 , os daré otro incentivo: no lleva gluten porque se elabora con almidón de maíz, así que es ideal para celíacos.

Por cierto, el almidón de maíz se encuentra muy fácilmente (la famosa Maizena) pero para esta receta yo suelo utilizar el “Preparado panificable Beiker” (se encuentra en Mercadona) que, además lleva emulsionantes y potencian todavía más la esponjosidad del bizcocho.

Estoy segura de que, una vez que lo probéis, pasará a formar parte de vuestro recetario.

¡Ya me contaréis!

Bizcocho de esponja

Bizcocho de esponja

Ingredientes

6 huevos

1 pizca de sal

200 gr. azúcar

200 gr. almidón de maíz

Bizcocho de esponja

Bizcocho de esponja

Preparación

Precalentamos el horno a 160ºC (mejor si tenemos el modo ventilador).

Comenzamos separando las yemas y las claras.

Reservamos las yemas.

En un cuenco amplio y seco volcamos las claras, añadimos una pizca de sal y las montamos a punto de nieve con ayuda de unas varillas (si tenéis varillas eléctricas no lo dudéis 😉 ).

Cuando estén bien firmes, echamos el azúcar y seguimos mezclando.

A continuación vamos incorporando con cuidado las yemas una a una: no añadimos la siguiente hasta que la anterior no se haya integrado.

Bizcocho de esponja

Bizcocho de esponja

Por último tamizamos el almidón de maíz y lo echamos poco a poco a la masa. Batiremos con delicadeza hasta que tengamos una masa fina y esponjosa.

Forramos un molde con papel vegetal y volcamos la mezcla.

Horneamos a 160ºC unos 50-60 min. Sabremos que está listo cuando pinchamos con una puntilla y sale limpia.

Cuando esté a punto, lo sacamos y dejamos templar.

¡A volar!

Bizcocho de esponja

Bizcocho de esponja

2 thoughts on “Bizcocho de esponja

  1. Saludos guapa!
    Acabo de sacar dos bizcochos esponja del horno… qué pintaza y aroma! Pero he de resistir porque son para la fiesta de cumple de la chavala.
    Han quedado con una costrita fina y crujiente por toda la superficie, que está buenísima (no he podido resistir, como ves…)
    Muy acertados tus hijos con el nombre!
    Besos,
    Canas 😉

    • ¡Hola guapísima!
      Me alegro un montón que te hayas animado a prepararlos.
      Por lo que veo te has salido perfectos: con esa costrita fina y crujiente.
      ¡Enhorabuena!
      Un besote :*

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *