soufflé de queso

Soufflé de queso

Share
soufflé de queso

soufflé de queso

Los soufflés (suflés) me apasionan. Me parecen algo mágico. Algo mágico y delicioso. Y el soufflé de queso, mi favorito.

La primera vez que preparé uno, hace ya más años de los que me atrevo a contar, lo comencé con muuuucho miedito porque todo el mundo me decía que los soufflés eran un plato complicadísimo que sólo los grandes chefs podían elaborar, que incluso a ellos a veces no les salía, blablabla…

Yo tenía tantísima ilusión en prepararlo que, a pesar de las adventencias, me lancé a la piscina.

Preparé la masa con mis cinco sentidos, lo metí al horno con la mayor delicadeza de la que fui capaz y ¡no separé la vista del soufflé en todo el tiempo mientras se horneaba!

¡Qué tensión! ¡Qué nervios!

Cuando terminó de cocinarse y lo saqué, mi alegría era inmensa. ¡Qué orgullosa me sentí!

Desde entonces, hace ya más años de los que me atrevo a contar, siento la misma emoción al prepararlo.

Y el mismo placer al comerlo.

No tengáis miedo. ¡Vamos a preparar un soufflé!

soufflé de queso

soufflé de queso

Ingredientes

50 gr. mantequilla + un poco más para el molde
1 cebolleta o 2 chalotas bien picaditas
40 gr. harina
1/4 l. leche
150 gr. queso rallado (emmental, gruyère, cheddar o mezcla de varios)
4 huevos
1 pizca cayena en polvo (opcional)
2-3 hebras de cebollino fresco picado (opcional)
sal
pimienta negra (mejor recién molida)

soufflé de queso

soufflé de queso

Preparación

Precalentamos el horno a 180ºC.

Comenzamos untando un molde de soufflé con mantequilla.

En un cacito fundimos los 50 gr. de mantequilla y doramos la cebolleta o las chalotas bien picaditas.

Añadimos la harina y la cayena, si la usamos. Dejamos cocinar un par de minutos a fuego lento, removiendo de vez en cuando.

Incorporamos la leche poco a poco, utilizando unas varillas, y dejamos cocinar hasta obtener una salsa suave.

Apartamos del fuego y añadimos el queso rallado. Batimos y dejamos templar.

Cuando la salsa se haya templado, incorporamos las yemas de huevo y removemos. Salpimentamos.

Si usamos el cebollino picado, éste es el momento de añadirlo.

En un cuenco aparte, batimos las claras a punto de nieve con una pizca de sal.

Las añadimos con suavidad a la salsa de queso, con  movimientos de abajo hacia arriba para que no se baje la masa.

Volcamos la mezcla al molde.

Con la ayuda de un cuchillo se suele hacer un círculo en la superficie, a unos centímetros del borde, para que al subir se forme una corona.

Metemos al horno y dejamos cocinar unos 50 minutos, hasta que haya subido bien y se haya dorado.

Servimos inmediatamente porque se baja rápidamente.

soufflé de queso

soufflé de queso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *