pasta preparada

Pasta italiana – Paso a paso (y con fotos)

Share

Esta es la receta básica para preparar pasta italiana, paso a paso (y con fotos). Una vez hecha, se puede utilizar para recetas de tallarines, macarrones, lasaña (en el blog tenéis una receta estupenda de lasaña de gambas) y todas las modalidades que se os ocurran.

Veréis que no es nada difícil. Los ingredientes son sencillos (100 gr. de harina por cada huevo).

Ingredientes para la pasta italiana

2 huevos

200 gr. de harina

Preparación de la masa

Se pone la harina en un cuenco formando un volcán.

Romped los huevos en el hueco.

Con un tenedor id incorporando la harina a los huevos  hasta que ya no estén líquidos.

Ahora, con las manos, amasad hasta mezclar los ingredientes.

Poned el contenido del bol sobre una superficie lisa y amasad hasta obtener una textura elástica y húmeda (pero no pegajosa). El amasado es como el que hacemos para la masa de pizza.

bola de pasta

bola de pasta

Envolved en papel film y dejar reposar 20 minutos.

Teóricamente la masa puede estirarse con rodillo, pero casi con seguridad tendréis agujetas al día siguiente….

Os aconsejo utilizar la máquina (para mí, uno de los utensilios esenciales en la cocina).

¿Cómo hacerlo?

Dividid la masa en 3 bolas iguales.

Aplastad con la palma de la mano una de ellas y pasadla por la máquina por la medida más gruesa.

Doblad la masa en tres (como si fuera un tríptico) y volved a pasarla por la máquina.

masa de pasta - estirada por primera vez

masa de pasta – estirada por primera vez

masa de pasta - primer pliegue

masa de pasta – primer pliegue

masa de pasta - segundo pliegue

masa de pasta – segundo pliegue

masa de pasta al pasarla por la máquina

masa de pasta al pasarla por la máquina

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Repetid este proceso 2-3 veces.

 

Ahora, ya sin doblar, id pasándola por la máquina, reduciendo el ancho de los rodillos de 1 en 1 (no intentéis ganar tiempo reduciendo más rápido porque el resultado es bastante peor).

Cuando hayáis acabado con la muesca más estrecha, colocad la tira de pasta sobre paños secos.

Repetir con las otras bolas de masa.

pasta preparada

pasta preparada

Cuando hayáis terminado con todas, cortadlas a la medida de la fuente de horno que váis a utilizar (si es para lasaña) o dadle la forma que queráis (tagliatelle, espagueti, ravioli…).

¿Sabéis lo mejor? Si las usáis para lasaña antes de que se sequen, la masa se cocina con la salsa en el horno así que…

¡¡ No es necesario cocerla!!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *