Pan de pita

Pan de pita

Share
Pan de pita

Pan de pita

La primera vez que probé el pan de pita fue hace muchos años (no voy a decir cuántos 😉 ) en un viaje por Israel.

Me encantó y desde entonces lo he seguido tomando en multitud de ocasiones.

Lo que no he vuelto a probar (afortunadamente) ha sido una salsa de color verde intenso que acompañaba el falafel. Una salsa que… en fin… sabéis que me gusta el picante…  y mucho… pero lo de aquella salsa… ¡¡Socorrooooo!!

Os prometo que nunca-jamás-de-los-jamases he vuelto a probar una salsa tan picante.

Todavía me lo pregunto: ¿¿De qué estaría hecha??

En fin. Aparte de esta anécdota, la verdad es que el pan de pita es muy versátil y se pueden hacer infinidad de combinaciones.

La manera tradicional es prepararlo relleno de falafel (un día os contaré cómo prepararlo), verduras, carnes, pescados, mariscos o una combinación de varios. Por ejemplo, el último que tomé fue una mezcla de carne picada con verduritas frescas en juliana y trocitos de piña. ¡Rico!

A mi, particularmente, me gusta con hortalizas asadas como berenjena, calabacín, algunas especias árabes. Ummmmm

Pan de pita

Pan de pita

Otra forma, no tan conocida, es condimentarla abierta, a modo de pizza. Es sencillo: se abre el pan, dejando la parte interior hacia arriba y se añaden los ingredientes que utilizaríamos en una pizza: jamón, mozzarella, etc.

Para los niños, en plan bocata con jamón de York y queso o con albóndigas ¡les chifla!

Para un aperitivo, hacedlas pequeñitas, de bocado, y rellenadlas de lo que se os ocurra. Admite veinte mil ingredientes.

La preparación no es muy diferente a otros panes en lo que al amasado se refiere.

La principal diferencia reside en el horneado: se hace a temperatura muy alta y durante poco tiempo para crear esa “bolsa” en la que albergar nuestros deliciosos rellenos.

¿Nos ponemos manos a la obra?

Pan de pita

Pan de pita

Ingredientes (para unos 10-12 panecillos)

500 gr. harina de fuerza

250 ml. agua templada (aproximadamente)

1 cucharada de aceite de oliva

1 cucharadita de sal

1 cucharadita de azúcar

1 sobrecito de levadura de panadero (o 25-30 gr. de levadura fresca)

Pan de pita

Pan de pita

Preparación

En un cuenco amplio volcamos la harina y formamos un hueco en el centro.

En el hueco ponemos el resto de ingredientes y casi toda el agua (reservamos 3-4 cucharadas por si acaso).

Comenzamos a amasar, incorporando el agua que hemos reservado si vemos que la masa está seca. En ocasiones, incluso, hay que añadir algo más de los 250 ml. en función de la harina o de la humedad ambiental.

Cuando los ingredientes estén más o menos unidos, volcamos el contenido del cuenco sobre la enccimera y amasamos hasta obtener una masa lisa y elástica.

Formamos una bola y la dejamos en el cuenco, tapada con un paño, en un lugar templado hasta que duplique su tamaño (una hora, más o menos).

Transcurrido ese tiempo, precalentamos el horno a 250ºC (arriba y abajo) y extendemos una hoja de papel sulfurizado en una bandeja de horno.

Sacamos la masa del cuenco y la aplastamos para expulsar el aire.

La dividimos en unas 10-12 porciones y con la mano (o con un rodillo) extendemos cada una de ellas hasta formar círculos de medio centímetro de grosor, aproximadamente.

Las horneamos en dos tandas de 5-6 panecillos cada vez, unos 10 minutos, hasta que estén hinchados y doraditos.

Al sacarlos, los mantendremos calientes envolviéndolos en un paño.

Pan de pita

Pan de pita

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *