masa de brioche

Masa de brioche

Share
masa de brioche

masa de brioche

La masa de brioche es muy versátil, ya que sirve tanto para dulces como para salados.

Hay infinidad de modalidades y de recetas diferentes: con o sin masa madre, amasada a mano, con panificadora, con thermomix, con más o menos mantequilla….

En fin. Definitivamente en el mundo brioche no hay una verdad absoluta.

La receta que os expongo aquí es fácil de hacer y tenéis garantizado el resultado.

Digamos que esta receta es la de la masa básica neutra. Si la vamos a utilizar para dulces, podemos sustituir una parte del azúcar por azúcar vainillada. También podríamos sustituir parte de la leche por algún aroma (ron, agua de azahar…). Estos truquis los podéis ir incorporando según aumente vuestra experiencia.

Os describo la versión a mano, que todos podemos hacer, y algún truquillo para quien tenga panificadora y no quiera desarrollar los músculos de Schwarzenegger. Por supuesto, quien quiera ahorrarse el gimnasio, debe hacer todo el proceso manual… 😉

¡¡Estoy exagerando!! No es tan trabajosa, ni muchísimo menos. Ya veréis.

Ingredientes

450-500 gr. de harina de fuerza (dependerá del tamaño de los huevos, de la humedad ambiental…)

un sobrecito de levadura de panadería deshidratada

20 ml. leche templada

5 gr. sal (una cucharadita)

25 gr. azúcar

2 huevos

un paquete de mantequilla (250 gr.) a temperatura ambiente

Preparación

Empezamos por mezclar la levadura con la leche templada.

En otro cuenquito, batimos ligeramente los huevos

En un cuenco grande ponemos casi toda la harina (podemos empezar por 350-400 gr.) formando un hueco en el centro (lo que se llama un volcán) y en ese hueco volcamos la sal, el azúcar y los huevos.

Mezclamos bien e incorporamos la mezcla de leche. Amasar.

A continuación, incorporamos la mantequilla en trocitos y trabajamos la masa.  Cuando sea manejable, podemos volcar la mezcla a la encimera (¡¡que tiene que estar limpia como los chorros del oro!!).

Iremos amasando incorporando la harina que hemos reservado hasta conseguir una masa elástica y lisa.

Cuando esté lista, la ponemos de nuevo en un cuenco, la tapamos con un paño y la dejamos reposar media hora.

Pasado ese tiempo, volvemos a amasar un rato, volvemos a colocar en el bol con el paño y la guardamos en el frigo durante al menos una hora (puede ser más).

Transcurrido ese tiempo, ya tenemos la masa lista para usarla como queramos.

Cómo hacerlo con panificadora

Colocar los ingredientes en el siguiente orden:

Huevos + leche + levadura + harina + mantequilla + sal + azúcar.

En la panificadora Helkina / Bifinett yo utilizo el programa 2 (pan rápido), pero no lo dejo 1 h. 58 min. si no que lo paro pasados 30 minutos (cuando el reloj muestra 1:28), aunque también puede dejarse media hora más.

¿Por qué lo hago así? Por los tiempos que tiene la máquina en este programa. Os lo cuento porque creo que es importante:

Tiempo total 1 hora y 58 minutos que se distribuyen así:

Precalentamiento: 5 min.

Mezclado: 3 min.

1er amasado: 2 min.

2º amasado: 20 min.

1er reposo de la masa: 8 min.

2º reposo de la masa: 25 min.

Cocción: 55 min.

Como os contaba, yo lo paro a los 30 minutos y saco la masa justo antes de que empiece a reposar porque me gusta verla crecer en un cuenco tapada con el paño.

Otra opción es dejarla media hora más (cuando el reloj muestre 0:55) y sacarla antes de que empiece la cocción. En este caso, al sacarla de la máquina la amasaríamos y pasaríamos al 2º reposo, el que hacemos en el frigorífico.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *