Brioche de tomates secos y queso de cabra

Brioche de tomates secos y queso de cabra

Share
Brioche de tomates secos y queso de cabra

Brioche de tomates secos y queso de cabra

El sabor del brioche de tomates secos y queso de cabra es probablemente el más sofisticado de todos los que he compartido con vosotros hasta ahora.

Es sutil y aromático.

Como dice ese anuncio es “Placer adulto”… 😉

Ya por el nombre se deduce que uno de los ingredientes fundamentales de esta receta es el tomate seco y el resultado variará mucho en función de la elección que hagamos.

La intensidad, a veces excesiva, de los tomates secos en conserva la atenúo con un procedimiento que quizá no sea demasiado “ortodoxo”, pero que consigue una textura y sabor de los tomates secos ideales para esta receta.

De cualquier modo, os cuento las alternativas que podéis utilizar para que vosotros decidáis la que más os convence:

a) Comprar los tomates secos en conserva (vienen con aceite). Sabor muy intenso.

b) Comprar los tomates secos tal cual (suelen estar en la zona de verduras y frutas). El proceso habitual es sumergirlos en agua durantes unos minutos para rehidratarlos. Sabor muy suave (demasiado para mi gusto).

c) Una tercera opción es secar bien los tomates que hemos rehidratado en la opción anterior y sumergirlos en aceite de oliva. Sube ligeramente el sabor de los simplemente hidratados.

d) Este el mi procedimiento no-demasiado-ortodoxo. Por un lado, coloco los tomates secos al natural y los cubro de aceite de oliva. Los cuezo a temperatura baja (sin hervir, para que no se frían) durante una media hora. Pasado ese tiempo, añado un vasito de agua, subo el fuego y los hiervo durante 4-5 minutos. De esta manera consigo unos tomates blanditos y muy aromáticos, aunque no tan subidos de sabor como suelen ser los que compramos en conserva..

Un truco más: Si tenéis niños en casa, probablemente este sabor sea demasiado sofisticado. Lo que yo suelo hacer el utilizar la mitad de la masa de brioche para esta receta y la otra mitad para el brioche de chorizo, salchicha y queso o bien el de salchichas, jamón y queso.

Ahora os cuento la receta. Las elecciones sobre los tomates a utilizar o cómo repartir la masa es vuestra.

Sea como sea, ¡¡seguro que lo váis a disfrutar muchísimo!!

Brioche de tomates secos y queso de cabra

Brioche de tomates secos y queso de cabra

Ingredientes

Masa de brioche (la mitad de la cantidad de la receta)

50 gr. tomates secos y 1 vaso de aceite de oliva (o un bote pequeño de tomates secos en conserva)

1/2 rulo de queso de cabra

2 cucharadas soperas de albahaca fresca

1 bola de mozzarela

20 aceitunas negras sin hueso

1 huevo

Preparación

Preparar los tomates secos con cualquiera de los métodos que os explico más arriba y picarlos no demasiado finos.

Si las hojas de albahaca son grandes, partirlas un poco. Si no, dejarlas enteras.

Picar las aceitunas en trozos no demasiado pequeños (por ejemplo, cada una en 3).

Extender la masa formando un rectángulo de unos 15 cm. de ancho y medio centímetro de grosor.

Repartir los tomates a lo largo y por el centro.

Poner encima una hilera de rodajas de rulo de cabra, la albahaca y las aceitunas negras.

Terminar la mozzarela, que trocearemos con las manos.

A continuación, cerramos la rosca dejando los extremos abiertos.

Brioche de tomates secos y queso de cabra

Brioche de tomates secos y queso de cabra

Cuando la hayamos cerrado, la giramos dejando la unión hacia abajo (tocando la mesa) y formamos una rosca. La sellamos uniendo muy bien los extremos y la pasamos a la fuente donde la vayamos a hornear.

Hacemos unos cortes todo alrededor, como si fueran las horas de un reloj.

La tapamos con un paño y la dejamos reposar en un lugar cálido (por ejemplo, cerca de un radiador) durante al menos media hora.

Transcurrido ese tiempo, precalentamos el horno a 190ºC.

Batimos el huevo y untamos toda la superficie.

Hornear durante unos 40 minutos, hasta que esté doradita y diciéndonos a través del cristal del horno: “cómeme”.

Brioche de tomates secos y queso de cabra

Brioche de tomates secos y queso de cabra

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *