calzone de pollo, bacon y queso

Calzone de pollo, bacon y queso

Share
calzone de pollo, bacon y queso

calzone de pollo, bacon y queso

Como sabéis, los calzone son una pizza doblada al medio, como una empanadilla grandota, de manera que la masa hace de contenedor y los ingredientes se cocinan en su interior, sin contacto directo con la fuente de calor, como en el caso de las pizzas tradicionales.

Por este motivo, el resultado suele ser mucho más jugoso que las pizzas, que tienden a secarse si se las hornea más de la cuenta.

Para los calzone, igual que para las pizzas, la lista de productos y condimentos que se pueden utilizar es prácticamente ilimitada.

En esta ocasión, como casi siempre, os propongo ingredientes que muy probablemente tendréis por casa. También queda fenomenal con restos de pollo asado…

calzone de pollo, bacon y queso

calzone de pollo, bacon y queso

Ingredientes

masa de pizza casera (receta aqui)

2 tomates grandes o 4 pequeños

4 cucharadas de tomate frito

un manojo de albahaca fresca

8 lonchas de queso cremoso (el que más os guste) o 2 bolas de queso mozzarella

8 lonchas de jamón de York

restos de pollo asado (el equivalente a 2 pechugas, aunque pueden ser también de muslos o contramuslos) o 2 pechugas

150 gr. bacon en daditos

100 gr. queso rallado (mozzarella, emmental, gruyére…)

Preparación

Preparamos la masa para pizza

Mientras reposa (una media hora), precalentamos el horno a 210ºC y vamos adelantando el relleno.

Cortamos los tomates en rodajas finas.

Si tenemos pollo asado, lo picamos en daditos de 1 cm. aproximadamente. También podemos desmenuzarlo con los dedos.

Si usamos pechugas, las sazonamos y preparamos a la plancha con unas gotas de aceite de oliva. A continuación las troceamos como haríamos con el pollo asado.

En una sartén doramos el bacon en daditos a fuego medio, de manera que suelte la grasa y empiece a dorarse.

Cuando la masa ya haya duplicado su tamaño, la cortamos en 4 porciones y extendemos cada una de ellas con un rodillo hasta dejarla lo más fina posible y con forma circular.

A continuación repetimos lo que os voy a contar en cada una de las porciones de masa extendida, dejando siempre al menos 2 cm. del borde de la masa sin ingredientes:

– Extendemos 1 cucharada de salsa de tomate por toda la superficie, a excepción de los 2 cm. del borde.

– Dividimos imaginariamente la masa circular en 2 mitades y, a partir de este punto, sólo colocaremos ingredientes en una de las mitades.

– Sobre la salsa de tomate, pero sólo en una de las mitades, colocamos encima 2 lonchas de queso (o media bola de mozzarella troceada).

– Repartimos la cuarta parte de las rodajas de tomate (2 o 3 por cada porción, dependiendo del tamaño).

– Repartimos la cuarta parte del pollo desmenuzado y del bacon.

– Ponemos unas cuantas hojas (6-8, al gusto) de albahaca fresca.

– Cubrimos con 2 lonchas de jamón de York.

– Plegamos la masa como si fuera una empanadilla (la mitad sin ingredientes sobre la mitad con ingredientes) y vamos sellando el borde comenzando en una de las esquinas y terminando en el otro extremo (este sellado puede hacerse, por ejemplo, enroscando el borde).

– Pasamos a una fuente de horno (con papel de horno si queremos limpiar menos 😉 )

Cuando ya tenemos los 4 calzone en la fuente, espolvoreamos con queso rallado y metemos al horno durante unos 20-25 minutos, hasta que estén doraditos.

¿A que apetecen?

calzone de pollo, bacon y queso

calzone de pollo, bacon y queso

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *