pastel de jamón y guisantes

Pastel de jamón y guisantes

Share
pastel de jamón y guisantes

pastel de jamón y guisantes

Ya sé que a veces digo quiche, a veces pastel…  En esta ocasión es Pastel de Jamón y Guisantes.

¿Que podía haber sido quiche?

¡Por supuesto!

El concepto de ambos es similar: poner en un “contenedor” de masa ingredientes unidos por algún elemento que los integre.

En el caso de la quiche, el contenedor es de masa quebrada y el elemento integrador es una mezcla de huevos y leche (o nata).

En el caso de un pastel se permiten más licencias, como que la masa sea de otro tipo, como hojaldre o filo. En cuanto al elemento integrador, el abanico es muchísimo más amplio llegando, incluso, hasta el sorprendente mundo de las gelatinas.

Hoy, aunque lo he preparado como una quiche, permitíos cambiar la masa por la que tengáis a mano o la que os apetezca.

Se me ocurre que con pasta filo o brick tiene que quedar estupendo: Si queréis probarlo, bastaría con que pusiérais varias capas de pasta bien untadas con mantequilla fundida. Yo, particularmente, cerraría el pastel por arriba…

Ummm. Creo que lo voy a preparar un día de éstos y os contaré el resultado…

¡Venga, que me despisto! Vamos a por el Pastel de Jamón y Guisantes.

pastel de jamón y guisantes

pastel de jamón y guisantes

Ingredientes

un paquete de masa quebrada

4 lonchas de jamón serrano (mejor ibérico, ¡dónde se va a comparar!)

125 gr. guisantes (puede ser una lata de 200 gr. que escurridos se quedan en 125 gr. o congelados o frescos)

75 gr. queso gruyère, emmental o manchego rallado

75 gr. queso brie

2 huevos

1/4 l. leche

1 cucharada de salsa de tomate

1 cucharada de perejil picado

sal y pimienta negra recién molida

Preparación

La preparación inicial es como os contaba en cualquiera de las recetas de quiche (la de pollo y nueces, la de espinacas y bacon o la de salchichas y tomatitos cherry).

Por si acaso, lo repito:

Extender la masa y colocarla en un molde desmontable de unos 20 cm.

Pinchar la superficie con un tenedor.

Tapar el fondo con papel de horno o de aluminio y poner alubias o garbanzos encima.

Hornear 10 min. a 200 ºC.

Quitar las alubias y el papel y hornear 5 min. más.

 

Cortar el jamón en tiras y repartirlo sobre la masa.

Repartir también los guisantes bien escurridos y el queso brie en trocitos.

En un cuenco, batir los huevos con la leche y la salsa de tomate. Mezclar también la mitad del queso rallado. Salpimentar… ¡¡cuidadito con la sal, que lleva jamón y queso!!

Volcar la mezcla sobre el relleno.

Espolvorear el resto del queso rallado.

Hornear unos 35 minutos a 180-190ºC, hasta que esté cuajado y dorado.

Se puede servir caliente, templada o fría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *