Tarta de hojaldre con fresas y nata

Tarta de hojaldre con fresas y nata

Share
Tarta de hojaldre con fresas y nata

Tarta de hojaldre con fresas y nata

La tarta de hojaldre con fresas y nata es requetefácil y de resultado muy vistoso.

Basta con tener una plancha de hojaldre, nata para montar y unas fresas.

Por cierto, las fresas quedan fenomenal pero, si no estamos en temporada o nos gusta más otra fruta, no vamos a dejar de hacerla.

¡Claro que no!

Sustituimos las fresas por la que más nos apetezca: melocotón, mango, piña, cerezas (que ahora están en plena temporada…) y listo.

¡Ya tenemos otra excusa para disfrutar! 😉

Ingredientes

1 plancha de hojaldre rectangular

1/2 l. nata para montar

azúcar glas (al gusto, unas 2 cucharadas aprox.)

1 cucharada de azúcar vainillado o de extracto de vainilla

ralladura de 1 naranja

1/2 kg. fresas cortadas al medio

150 ml. agua

150 gr. azúcar

1 cucharadita de gelatina en polvo

Tarta de hojaldre con fresas y nata

Tarta de hojaldre con fresas y nata

Preparación

Calentamos el horno a 200ºC.

Cortamos la plancha de hojaldre en 2 rectángulos iguales.

Pinchamos la zona central con un tenedor, dejando unos 2 cm. alrededor sin pinchar y horneamos según indique el paquete, hasta que esté dorado.

Cuando estén listas, sacamos del horno y dejamos enfriar.

Preparamos el almíbar:

En un cacito llevamos a ebullición la mitad del agua con el azúcar. Dejamos hervir a fuego medio unos 5 minutos.

Aparte, disolvemos la gelatina en la otra mitad del agua fría e incorporamos la mezcla al cacito.

Removemos y dejamos cocer 2 minutos más.

Dejamos templar, removiendo de vez en cuando para que no solidifique.

Colocamos las fresas cortadas al medio sobre una de las planchas de hojaldre y las pintamos con el almíbar, ayudándonos de una brocha de cocina.

Guardamos en el frigorífico y repetimos el baño de almíbar hasta que esté a nuestro gusto.

Tarta de hojaldre con fresas y nata

Tarta de hojaldre con fresas y nata

(NOTA: si mientras la masa está en el frigorífico el almíbar se solidifica, podemos volver a ponerlo líquido calentándolo unos segundos)

Con unas varillas (mejor eléctricas) montamos la nata.

Añadimos el azúcar glas, el azúcar vainillado o la vainilla y la ralladura de naranja.

Opcionalmente (yo suelo hacerlo) podemos incorporar el almíbar que nos haya sobrado.

Colocamos la plancha que nos quedaba de hojaldre sobre una fuente de servir.

Extendemos la nata.

Colocamos encima la plancha decorado con fresas.

Podemos guardar en la nevera hasta el momento de servir.

Tarta de hojaldre con fresas y nata

Tarta de hojaldre con fresas y nata

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *