pollo glaseado con miel y salsa oriental

Pollo glaseado con miel y salsa oriental

Share
pollo glaseado con miel y salsa oriental

pollo glaseado con miel y salsa oriental

Ya me conocéis, me encanta la cocina oriental en todas sus modalidades: picante, agridulce, crujiente…

Este pollo glaseado con miel y salsa oriental es una mezcla agridulce muy agradable y con sabores sutiles.

Aunque no seáis unos fans incondicionales como yo o, simplemente, no os hayáis atrevido a preparar nada asiático, os animo a que la probéis.

Es casi tan sencillo de preparar como un clásico pollo asado “a la europea”.

Por cierto, os doy los ingredientes y el proceso para un pollo entero pero, como siempre, hay alternativas.

pollo glaseado con miel y salsa oriental

pollo glaseado con miel y salsa oriental

Por ejemplo: preparar pechugas o contramuslos en lugar de un pollo entero.

Si es vuestra elección, deberéis reducir el tiempo de cocción en la cazuela a unos 10 minutos en el caso de las pechugas y 15 minutos si son contramuslos. En cuanto al tiempo en el horno, bastará con 20 minutos.

¡Espero que os guste!

pollo glaseado con miel y salsa oriental

pollo glaseado con miel y salsa oriental

Ingredientes

1 pollo

1 vaso de salsa de soja (200 ml. aprox.)

6 dientes de ajo machacados

10-12 rodajitas de jengibre

1-1,5 l. agua

Para el glaseado:

4 cucharadas de salsa nuoc mam

6 cucharadas de miel

Preparación

Poner en una cazuela el pollo entero junto con la salsa de soja, los ajos machacados y las rodajas de jengibre.

Añadir agua hasta cubrir.

Cocer a fuego medio durante unos 30 minutos.

Precalentar el horno a 160ºC.

Transcurrida la media hora de cocción, sacar el pollo de la cazuela y colocarlo sobre una fuente de horno. Reservad el caldo si queréis usarlo para la guarnición (más abajo os digo cómo).

Para preparar el glaseado, en un cuenquito mezclar la miel con la salsa nuoc mam.

Untar muy bien el pollo por todas partes con este glaseado y hornear durante unos 40-45 minutos, hasta que esté bien hecho y doradito. Se le puede dar la vuelta a mitad de cocción para que se dore por todas partes por igual.

Durante la cocción glasear de vez en cuando.

Os aconsejo servirlo con arroz jazmín. Podéis hacerlo con agua, como la receta habitual o, si queréis darle un toque especial, os aconsejo que lo cocinéis con el caldo en el que hemos cocido el pollo.

¡Le da un gusto espectacular!

Para servir, podéis adornar con cebollino o ajetes tiernos picaditos.

pollo glaseado con miel y salsa oriental

pollo glaseado con miel y salsa oriental

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *